100 mil toneladas de asfalto requiere la ciudad

La vialidad continúa siendo unos de los problemas de mayor preocupación en Barquisimeto. Grandes huecos y calles sin asfaltar son las constantes denuncias que realizan conductores y transeúntes, pero para tener vías que se consideren óptimas se necesitaría de 100 mil toneladas, por lo menos, para el caso de la ciudad, además la construcción de drenajes y un buen mantenimiento preventivo.

Este 14 de septiembre Barquisimeto cumple 463 años de fundada y como es costumbre las autoridades llevan a cabo una serie de obras con el objetivo de convertirla en una ciudad moderna, que cuente con espacios para el disfrute de los habitantes o cubran las necesidades, la ejecución de planes de asfaltado para rehabilitar las vías también ha sido frecuentes durante años, pero no ha sido suficiente para garantizar calles en buen estado.
Al menos 100 mil toneladas de asfalto se requiere para el casco de la ciudad y aunque se dice fácil en la práctica no lo es, explica el director de Emica, José Vásquez, quien señala que la inflación por la que atraviesa el país imposibilita cumplir con todas las metas que se puedan plantear para cubrir las deficiencias de la ciudad, como lo es la falta de asfaltado. “No es sólo más presupuesto, porque este año es más alto que el del 2014, es que hoy está a un precio y mañana se adquiere en otro”.
Ese descontrol en los costos, coincide la presidenta del Instituto de vialidad del estado Lara (Invilara), Carolina Fortoul, limita mucho la ejecución de las obras, ya que los preciso del asfalto en el 2015 van cambiando mensualmente mientras que en el 2014 sólo se registró cinco veces.
La restauración de la capa asfáltica no es lo único que se requiere, Vásquez acota la necesidad de construir todos los drenajes y la sustitución de las tuberías vías de agua blancas y negras, que por el tiempo se deterioran y comienzan a presentar filtraciones afectando a la vialidad.
Para Fortoul, también se trata de una buena planificación y el uso adecuado de las calles y avenidas; que se respeten los espacios de los extremos de las vías, que permiten con el tiempo hacerle las ampliaciones, así como evitar construcciones indebidas.
“El tránsito de carga pesada influye mucho en el deterioro de las calles, porque cada una cumple una función y dependiendo de los vehículos que circulan se mide el espesor del asfalto”.

Lentitud

El retraso en las permisos es otro de los problemas frecuentes en las obras de vialidad, porque en ocasiones tardan hasta 5 y 6 meses, señaló la presidente de Invilara.

Explica que entre los estudios que se realizan en las obras de vialidad está el conteo de vehículos que pasan para determinar el espesor del asfalto, es decir no es igual el aplicado en una avenida que los usados en autopistas. Acota que un mantenimiento preventivo y no sólo correctivo cuando se presentan huecos evitaría tantas vías deterioradas.
Ambos coincidieron que los trabajos en conjunto entre los 3 gobiernos, cumpliendo cada uno con sus responsabilidades también ayudaría a mejorar la calidad de las vías de acceso de la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s