La ciudad requiere de Bs. 865 millones para una salud óptima

Barquisimeto próximamente cumplirá un año más de su fundación y por lo general autoridades nacionales, regionales y municipales ejecutan obras para embellecer a la capital de Lara, ya sea en materia de vialidad, turismo y cultura; pero un buen regalo para nuestra ciudad sería atender las necesidades de los principales centros de salud pública, que se ubican entre los más importantes de centroccidente.

Para realmente responder a los requerimientos de salud en Barquisimeto, se debería comenzar por destinar un presupuesto adecuado que en el caso del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (HCUAMP) alcanza los 745 millones de bolívares al año, pero éste sólo recibe 20 millones de bolívares. El Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga (HPAZ) necesita para su óptimo funcionamiento 144 millones anuales y sólo recibe 12 millones, mientras que el Hospital Universitario Luis Gómez López requiere de 10 millones, pero cuenta con 2 millones de bolívares. Es decir sólo para garantizar un servicio de salud pública 100% de calidad en estos tres hospitales se necesitarían 865 millones de bolívares cada año.
El director de Salud del estado Lara, Ruy Medina, aclara que lo que se vive en los hospitales de Barquisimeto es el reflejo de lo que sucede en todos los centros de salud del país, donde urgen los recursos para poder mantener las infraestructuras, realizar las dotaciones adecuadas, adquirir los equipos, incrementar la contratación de personal; pero con salarios dignos y para realmente garantizar que sean invertido en los hospitales exigirle a sus autoridades una administración adecuada rindiendo cuenta en la contraloría de las entidades.
Con la aprobación de más recursos coincide la directora del Hospital Universitario Luis Gómez López, Alesia Nass, quien señala que es la única manera de mantener unas instalaciones que respondan al flujo de personas que diariamente acuden en busca de un servicio de calidad, pero le agrega que el incremento de personal también es de suma importancia, especialmente en el área de enfermería. En ese centro cuentan con 120 enfermeras y necesitan de 200 más aproximadamente.
Un déficit similar se observa en el HCAMP, en el que deberían sumarse 720 enfermeras y en el caso del Pediátrico 220 más para cumplir con la normativa establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que debe ser una enfermera por cada cuatro camas.
También personal en otras áreas es importante para ofrecer un buen servicio, desde trabajadores en las áreas de limpieza, administración, seguridad, radiología; hasta más médicos internos y especialistas. En el Luis Gómez López, según su directora, a pesar que tienen excelentes especialistas; presentan un déficit en neumonología, una de las áreas con mayor afluencia de pacientes.

Que las autoridades dejen obras inconclusas es otro de los problemas con los que padecen los hospitales, en Luis Gómez López tienen 10 años esperando por la culminación de la cocina y la construcción de la lavandería, al igual que dos pabellones más. Obras a cargo del Gobierno nacional a través de Corpolara. También esperan por el edificio de especialidades pero ejecutado por la Gobernación.

Mantenimiento Preventivo
Más allá de cuánto dinero se puede destinar a cada hospital, para el presidente de la Sociedad de Médicos Internos y Residentes (Somir), Roberto Matos, también es necesaria la conciencia de los trabajadores en el sector salud, ya que no se asume una posición de prevenir el deterioro y por el contrario se tiene la de cambiar lo que no sirve o arrumar y muestra de ello es el propio HCUAMP que es muy antiguo y ha dejado que colapse, a eso se le une la falta de equipos médicos necesarios para realizar estudios a los pacientes, que se ven obligados a pagar grandes cantidades de dinero en la parte privada.

Urgen más infraestructuras hospitalarias 

El director de Salud considera que la ciudad necesita de la construcción de una maternidad con 500 camas y 20 pabellones y dentro del mismo edificio colocar un servicio de neonatología y ginecología, es decir un hospital para la mujer. Subirían de 26 incubadoras que se tiene a 50 más y se cubriría todas las exigencias en ese servicio.
Que los hospitales funcionen de 7:00 am a 7:00 pm y no de 7:00 a 11:00 am, como lo hacen muchas áreas porque el ministerio así lo estableció en las contrataciones, tomando en cuenta el ingreso de más personal que labore por horas diarias.
También la construcción de un hospital de traumatología y neurocirugía permitiría ampliar el servicio evitando el colapso en el hospital central, ya que una de las áreas con más pacientes.
“Si se tuvieran 20 pabellones y se operaran 5 pacientes por pabellón serían 100 diarios, eso bajaría en 40% la deuda quirúrgica que está actualmente”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s