Crisis económica opaca al populismo en Venezuela

Después de 16 años en el poder, el mensaje populista del Gobierno nacional podría no tener el mismo efecto, debido a la crisis económica que afecta la capacidad adquisitiva a todos los venezolanos por igual.

FOTO: Marian Bracho
FOTO: Marian Bracho

La gestión del fallecido presidente Hugo Chávez siempre se caracterizó por sus mensajes populistas dirigidos a la clase social menos favorecida y orientó sus políticas públicas a brindarle programas sociales que atendieran las necesidades más básicas, aunque para muchos dirigentes sólo se trató de mensajes y no de acciones que realmente resolvieran los problemas, excepto para los más cercanos al poder, realmente obtuvo los resultados esperados y el apoyo fue constante.
Con esta estrategia continuó el Gobierno Nicolás Maduro, pero ante las dificultades económicas por las que ha venido atravesando el país durante su gestión los mensajes populistas han pasado a segundo plano frente a las dificultades que tiene cada ciudadano al tratar de cubrir sus requerimientos elementales, al menos así lo considera el politólogo Radamés Graterol, quien señala que en los sectores populares los mensajes enviados por el Presidente o altos funcionarios siempre serán influyente, pero si la población comienza a percibir que los resultados no son los esperados, la estrategia no tendrá el mismo efecto.
“El Gobierno siempre va a querer tener una identificación, en este caso de igualdad, de inclusión, pero sus mismos seguidores han percibido que ya no hay inclusión, que no existe bienestar social y sobre todo que es muy poca la gente que se está beneficiando”.
Explica que con Hugo Chávez se hizo común que las responsabilidades de las fallas fuesen trasladadas a la oposición u otros factores como el imperialismo y el enemigo externo, pero con la situación actual muchos ciudadanos han entendido que se trata de un recurso político que no los ha favorecido en nada.

Oportunidad ante la crisis
Muchos podrían pensar que esta es la oportunidad para la oposición de calar en el sector descontento que se incrementa cada vez más. Sin embargo, Graterol dilucida que se debe tener cuidado hacia dónde orientar el mensaje que se transmita porque, si bien es cierto existe desilusión en quienes creían en el Gobierno nacional, tampoco se sienten identificados del todo con la oposición.
En el caso de los políticos que creen que los cambios deben comenzar por eliminar las medidas y programas populistas implementados por el Gobierno, el politólogo coloca de ejemplo las misiones sociales y aclara que tratar de eliminarlas generaría conflicto en 80% de la población, que son los extractos D y E, ya que en el país aún existe la cultura del clientelismo y del populismo y los cambios que se hagan deben estar destinados es a mejorarlos.
“Se debe entender que para corregir un país con una crisis tan profunda como la actual, no se puede eliminar de un solo plumazo este tipo de apoyo que hacen a la gente muy dependiente del Estado. Hay sectores que son muy vulnerables… como los que dependen de pensiones, becas y créditos para producir porque en las condiciones en las que se encuentran no lo pueden lograr”. Acota que en Venezuela han confundido los programas sociales, que es una ayuda para iniciar una producción y más adelante valerse por si sólo y no depender exclusivamente del Estado como está sucediendo actualmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s